Top 12 de momentos que toda madre ha vivido

Toda madre ha vivido



Top 12 de momentos que toda madre ha vivido

Porque hay cosas que solo una mamá puede entender, y que tal vez no pueda explicar con palabras.

1. Las dudas de un embarazo:
Desde el momento de la concepción hasta el parto, hay miles de preguntas que una mujer se plantea. Sin embargo, es divertido ver cómo son los demás los que más curiosidad tienen, y es la futura mamá quien termina respondiendo las preguntas de los demás, ¡pues se convierte en experta del tema!

2. La exigente búsqueda de una guardería o jardín infantil:
Aquí lo único que importa es que el niño esté a gusto. A menos de que el lugar parezca un paraíso diseñado para un público infantil, no hay forma de que una madre deje a su ser más preciado en manos de cualquiera: exigencia al 100%.

3. Esa ‘telepatía’ única:
Entre las cosas de mamás se encuentra especialmente ese momento del día en que sabe que algo pasa con su hijo, aun estando lejos de él. Son comunes los comentarios tipo: “yo sabía que algo le había pasado porque tuve un presentimiento estando en la oficina”.

4. Aprender a hablar sin usar palabras:
Después de crecer juntos, una madre reconoce perfectamente cuando su hijo siente algo pero no se lo quiere decir. Por una especie de brujería, toda mamá sabe exactamente cuándo preguntar: “¿te pasa algo?”

5. Salir a la calle es igual que ir a la guerra:
Especialmente si hablamos de un niño menor de 2 años, que necesita un arsenal de ropa, pañales, leche, juguetes y toallitas húmedas.

6. La inexplicable cantidad de temas de conversación que surgen entre dos madres:
Que da para poner a dos mujeres a hablar durante toda una tarde, compartiendo ‘tips’ de crianza, maternidad y experiencias.

7. Sentir que una inyección le duele más a ella que a su hijo:
De alguna forma, presenciar cualquier procedimiento médico es más doloroso para la madre que para el niño. Tal como se dijo antes, la conexión entre ambos es muy fuerte.

8. Enorgullecerse por cada pequeña cosa:
El portarretratos decorado con macarrones y escarcha es el mejor regalo que una madre puede recibir, y el día en que un niño dice sus primeras palabras es un recuerdo irremplazable.

9. Aprender de sus hijos más de lo que se les enseña a ellos:
Toda mamá ha tenido un momento en el que su pequeño o pequeña la ha dejado boquiabierta y sintiendo que su retoño es el filósofo del futuro gracias a algún comentario brillante.

10. Sorprenderse con su capacidad tecnológica:
Cualquier mamá moderna sabe que los niños de ahora tienen una habilidad extraordinaria para usar computadores, tabletas y celulares… y no hay sistema que les quede grande.

11. Hay pequeños logros que parecen mejor que ganar un Nobel:
Cuando una mamá logra que su hijo se quede dormido, que se coma sus verduras o que no haga pataleta, hay una victoria personal inmensa.

12. Sentir que no hay nada que cambiaría en su vida a partir del nacimiento de su hijo:
Puede que hubiese algunos errores del pasado, pero ellos hacen que el presente sea la mejor parte de ser mujer.

TOP