Cosas de mujeres: ¿Qué llevamos las mujeres en la cartera?

La cartera de las mujeres

Resolviendo un misterio universal ¨¿Por qué nunca contestas el celular?¨ nos preguntan enfurecidos los hombres.¨Es que se me refundió entre la cartera¨ contestamos nosotras.

Cosas de mujeres: Hay cosas que los hombres nunca entenderán de las mujeres, por qué tenemos que ir en grupo al baño, por qué aseguramos que estaremos listas en 5 minutos si en realidad nos tomará media hora, o por qué empacamos ropa para un mes, cuando sólo vamos a viajar durante 3 días.

Pero tal vez el misterio más grande para ellos es algo que siempre está colgando de nuestros hombros: las carteras. Enormes o diminutas, redondas o cuadradas, de cuero o de lona, todas representan el mismo interrogante para los hombres: ¿por qué no pueden vivir sin ellas? Digamos que todas estas cosas de mujeres se remontan a una cuestión de raíz, a una diferencia de género que la mayoría de ellos olvida a la hora de protestar por el tamaño de nuestras carteras. Las mujeres somos seres complejos: lloramos cuando el resto del mundo se ríe, nos maquillamos en medio del tráfico, hacemos carreras en tacones, somos madres, hijas, esposas, hermanas y amigas al mismo tiempo, y nuestra respuesta preferida a casi todas las paradojas de la vida es ¨no sé¨.

En cambio los hombres son sencillos: cuando tienen hambre, no pasan horas en frente del refrigerador pensando en qué comer, o si lo que van a comer les va a engordar. Simplemente se comen todo lo que haya, y ya. Se ponen toda la semana los mismos jeans, son buenos conductores y el mal genio sólo les entra cuando un cuadro de la casa les queda mal colgado. Son prácticos y sólo cargan con lo necesario.

Parece que los hombres no relacionaran nuestra naturaleza con la cuestión de las carteras. Una de las cosas de mujeres que nos hace únicas es que somos seres complejos, eso significa que cargamos con muchas cosas a cuestas, y bueno, para qué llevarlas a cuestas si podemos depositarlas en una hermosa cartera de última moda que –además- combina con nuestros zapatos.

Los hombres van por el mundo apenas con sus billeteras, sus celulares, y en casos extremos, un maletín con un computador. Pero para nosotras la vida no es así de sencilla: ¿y si nos agarra un aguacero y nos despeluca? ¿ y si se nos corre el rímel en la mitad de una reunión? ¿ y si la regla decide sorprendernos llegando antes de tiempo? ¿ y si se nos rompen las medias veladas? ¿Y si nos da dolor de cabeza? Parte de nuestra esencia es ser prevenidas, y para eso necesitamos carteras, donde podamos guardar todas las soluciones a los problemas que nos trae la vida diaria.

Ahora bien, hagámosle un bien a la humanidad y resolvamos el misterio que trasnocha a millones de hombres con esas preguntas sobre cosas de mujeres como: ¿qué es todo lo que llevamos entre la cartera? Antes que nada, hay que aclarar algo: nosotros no cargamos sólo una cartera, sino que cargamos muchas carteritas metidas en un mismo bolso. Primero está la carterita del maquillaje, porque aunque somos bellas por naturaleza, no sobra un retoque de color en los labios, o una ayudita con las pestañas. Ya sea porque nos vamos a ver con un ex – novio, porque vimos a un chico guapo al otro lado del restaurante, o porque necesitamos hablar con nuestro jefe, es indispensable tener a la mano nuestro maquillaje. Que la vida nos agarre desprevenidas, pero nunca, ¡nunca! mal arregladas.

Luego está la carterita de emergencias con cosas de mujeres. La naturaleza femenina es una sucesión de eventos inesperados, así que es mejor tener toallas higiénicas, tampones y protectores diarios siempre listos, en caso de que a nuestras hormonas les dé por alborotarse por fuera del calendario habitual.

Y qué decir de la carterita de las herramientas miniatura. Es como tener nuestro tocador en versión ¨mini¨ adentro del bolso: un mini cepillo para el pelo, una mini crema humectante para las manos, un mini jabón antibacterial, una mini barra para hidratar los labios y por supuesto, un mini perfume para oler siempre a bouquet de flores. No es sencillo ser la maravilla que somos, queridos hombres. No es fácil oler bien en todo momento, vernos radiantes y seguras a cada segundo. Así que si nos ven caminando con ese encanto natural que tenemos, y se nos quedan mirando con la boca un poquito abierta, den gracias a todas las cosas de mujeres que llevamos entre la cartera, pues nuestros secretos nos hacen así de geniales. Que los hombres se acostumbren a nuestras carteras y está bien: tal vez estemos más pendientes de contestarles el celular la próxima vez.

Más consejos Pond´s para ti:

10 cosas que hacen las mujeres con carácter

El nuevo rol de la mujer: presentes en todo ámbito profesional

¿Cómo maquillarse en la playa? descúbrelo con consejos Pond’s

TOP