Top 10 de tratamientos antiarrugas que te encantarán

Top 10 de tratamientos antiarrugas que te encantarán

Cuida tu piel , y ella te cuidará de vuelta. Con esto en mente, hemos seleccionado algunos de los mejores métodos para prevenir las arrugas.

1. Masaje con aceite de oliva: Bajo tu cutis hay músculos que te permiten reír, levantar las cejas, mover los labios, y demás. Sin embargo, cuando nos estresamos o nos tensionamos, estos músculos pueden sufrir pequeños espasmos que los endurecen. Este es el caso de quienes fruncen el ceño con frecuencia, que muy pronto ven una línea de expresión dibujada entre sus cejas.

Lo que debes hacer, es mojar las yemas de tus dedos en aceite de oliva, y realizar masajes periódicos en tu rostro, especialmente las zonas donde sientas algunos dolores (como puede ser la frente, las mejillas o el mentón). Al aliviar tus músculos de tensiones, retrasarás la aparición de arrugas.

2. Mascarilla de banano: ¿Quién diría que se puede hacer un tratamiento digno de spa de belleza con cosas de nuestra cocina? Esta fruta no solo contiene vitaminas y minerales, sino que además contiene antioxidantes, que combaten los agentes causantes de las arrugas en la piel.

Prepara un ‘puré’ con dos bananos y agrega 3 cucharadas de miel. Eventualmente, podrías agregarle aguacate a la mezcla, si lo prefieres. Deja la mascarilla durante media hora, y retírala con agua tibia. Para finalizar, puedes ponerte Crema Biohydratante Pond’s.

3. Zanahoria con miel: Muy parecido a la mascarilla con banano, esta debe mezclarse con miel para lograr una pasta que se debe aplicar directamente en la cara. Una vez hecho esto, se debe dejar por 30 minutos sobre el rostro, y retirarla con agua tibia.

También, se recomienda incluir zanahorias crudas en la dieta, ya que contienen vitamina A, que promueve la producción de colágeno y ayuda a que la piel se conserve suave.

4. El mejor tratamiento es la vida saludable: Duerme lo suficiente, no fumes, toma bastante agua y procura no estresarte. Solo así lograrás que tu bienestar se note realmente en tu piel y en su capacidad natural para regenerarse. Y aunque sobra decirlo, verás aún mejores resultados si haces ejercicio y usas bloqueador solar todos los días.

5. Dale otra oportunidad a la remolacha: Aunque a muchas personas no les gusta este nutritivo vegetal, lo cierto es que no puede pasar desapercibida su capacidad curativa. Licúa una remolacha acompañada de trigo y miel, hasta que logres una mezcla viscosa. Aplícala en las zonas donde quieras disimular las arrugas, y retírala pasado un cuarto de hora.

6. Lávate la cara moderadamente: Recuerda que los aceites que tu piel produce están allí por una razón. No abuses de los jabones limpiadores, y de vez en cuando deja tu piel “al natural”. Además, estos aceites ayudan a conservar la flexibilidad del cutis y la protegen de agentes externos como el clima y la polución.

A cambio, puedes usar las Toallitas limpiadoras Pond’s, que te ayudarán a retirar impurezas de tu piel sin lastimarla ni quitarle sus aceites esenciales.

7. Un baño con agua salada: Si no tienes el mar cerca, no te preocupes. En una tina puedes agregar una o dos cucharaditas de sal marina para que el agua le ayude a tu piel a remover las impurezas y las toxinas, que muchas veces impiden que la piel se regenere por sí sola. Después del baño puedes incluir Pond’s Age Miracle Día en tu rutina de belleza, usándola una vez en la mañana y otra en la noche, con Pond’s Age Miracle Noche.

8. Piña para la niña… y la señora: Corta algunos cuadritos de piña, y frótalos en la zona de tu rostro donde se vean más arrugas. Eso sí, no te olvides de lavarlo muy bien una vez termines, para evitar que tu piel se manche en caso de exposición directa al sol.

9. Toma agua suficiente: Sonará repetitivo, pero lo cierto es que una piel hidratada mantiene el tono, la firmeza y un aspecto saludable. Procura tomar uno al despertar, otros dos en la mañana, y otros tres en lo que resta del día. Sin duda, notarás el cambio en tu piel, y lo agradecerás a largo plazo.

10. Vitamina C, tu aliada: Las cremas que la contienen son las que más beneficios le traen a tu piel, porque elevan la producción de colágeno y protegen contra los rayos del sol, ayudando a reducir las manchas oscuras y el enrojecimiento. Además, esta permite que tu cuerpo absorba otros nutrientes como el calcio y el hierro.

Además de ponerla en tu rostro a través de cremas y tratamientos, la puedes incluir en tu dieta con frutas como el mango, la papaya, el limón, el kiwi y muchas más.

Más consejos Pond´s para ti:

Cómo evitar las arrugas

Prevención de arrugas

5 masajes faciales que complementan tú rutina antiarrugas

TOP