¿Cuántos tipos de rayos de sol existen y cómo debes protegerte de ellos? Pond’s aclara tus dudas

aclara tus dudas sobre las cremas Pond´s con FPS

Si hay algo cierto es que a todas las mujeres nos encanta estar bajo el sol. Ya sea en la playa, luciendo nuestros vestidos de baño coloridos, en el parque trotando, o haciendo un picnic con nuestras amigas, o en el balcón de nuestra casa, disfrutando de un momento a solas.

Así es. El sol nos llena de energía positiva, le hace bien a nuestros huesos y nos da una vitalidad que nos hace sentir maravillosas. Sin embargo, así como amamos estar bajo el sol, también nos preocupan ciertas cosas sobre el tiempo que pasamos expuestas a sus rayos.

Son muchas cosas las que no sabemos sobre cuántos tipos de rayos de sol existen y cuáles son aquellos que más pueden afectar nuestra piel mientras disfrutamos de una sesión de bronceo o de un día al aire libre.

Claramente, lo último que queremos es que aparezcan manchas en nuestra cara, que nos arruguemos antes de tiempo o que corramos peligro de padecer alguna enfermedad grave, por desconocer la naturaleza y los efectos de los rayos de sol en nuestro rostro.

Por eso, esta vez Pond’s nos explica cuántos tipos de rayos de sol tocan nuestra piel y cómo podemos protegernos correctamente de sus peligros:

¡Comencemos!

Rayos UVC: estos son rayos de longitud de onda corta y son muy agresivos. Sin embargo, son absorbidos por las capas atmosféricas de la tierra y retenidos antes de traspasarlas, por eso no llegan a afectar nuestra piel.

Rayos UVB: estos son rayos de longitud de onda media y tienen la capacidad de traspasar las primeras capas de la atmósfera, pero luego son bloqueados medianamente por la nubosidad y la capa de ozono.

Estos rayos caen con mayor intensidad entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, cuando –ante un exceso de exposición- pueden penetrar la capa superior de nuestro rostro, generándole quemaduras o ampollas. Los UVB son los principales causantes del cáncer de piel y por ende los más peligrosos para nuestra salud.

Rayos UVA: estos rayos tienen longitud de onda larga y son filtrados por la capa de ozono (de ahí el peligro de su disminución). Estos no son filtrados por las nubes y están presentes durante todo el día. Los UVA tienen la capacidad de penetrar las capas profundas de nuestro rostro para activar la producción de melanina y generar el bronceado.

Debemos tener precauciones con estos rayos, pues cuando penetran la piel pueden destruir el colágeno que le provee la elasticidad y provocarnos arrugas antes de tiempo, manchas o lesiones pre-cancerosas.

La forma correcta de protegernos contra estos tipos de rayos de sol, es complementando la acción de nuestras cremas Pond´s con un bloqueador solar de alta calidad. ¿Y cómo debemos hacerlo? ¡Es muy fácil!: primero aplicamos nuestro producto Pond’s como, por ejemplo, la BB Cream Flawless Radiance, que tiene FPS (factor de protección solar) nivel 30 y luego complementamos aplicando un bloqueador solar certificado, de alta calidad, con un nivel mínimo de protección 50.

Con la acción conjunta de nuestro producto Pond’s con FPS y el bloqueador solar especializado, lograremos garantizar que ningún tipo de rayo de sol penetre y le haga daño a nuestro rostro, para tenerlo joven y radiante por mucho más tiempo.


Más consejos Pond´s:

Descubre la combinación de alimentos perfecta para tu piel

3 partes del rostro que revelan tu edad

Pensamientos positivos para el 2016

TOP