Vuelve a ser más persona que ojeras

Seguramente has oído aquella frase de “Soy más ojeras que persona”. Eso puede llevarte a preguntar si le prestas suficiente atención al contorno de tus ojos, y en POND’S queremos que sea tu personalidad la que sobresalga por encima de todas las cosas, tu fuerza interna no puede verse reflejada en el estado del contorno de tus ojos.

Tal vez hayas notado que alrededor de tus ojos, con el paso del tiempo, han aparecido ojeras y por más remedios o consejos que sigamos, esas ojeras parecen decididas a quedarse.

En POND’S te contamos sobre los cuidados que hay que tener con el contorno de nuestros ojos, para evitar y disminuir esas molestas ojeras con 3 tips:

1. Dormir bien

Las horas de sueño nocturno funcionan sobre nuestro rostro como agentes reparadores. Durante la noche, nuestra piel descansa, se oxigena y se repone del daño causado por los agentes externos a los que estamos expuestas de día, como el sol y la contaminación.

La falta de sueño no solo trunca este proceso reparador, sino que dilata los vasos sanguíneos haciendo que el contorno de los ojos que por cierto tiene la piel más delgada de todo nuestro cuerpo tome un color oscuro y aparezcan las ojeras.

2. Crema para el contorno de ojos

La pérdida de grasa en el área de la cuenca de los ojos es una de las explicaciones para la aparición de ojeras.

Además, la piel del contorno de ojos es 5 veces más delgada que la piel del rostro y no tiene un músculo del que pueda absorber los nutrientes necesarios.

Aplicar la crema POND’S para contorno de ojos Firm and Lift ayuda a alisar, tonificar y reafirmar la piel del contorno de los ojos. Tiene un aplicador refrescante especialmente diseñado para el contorno de tus ojos. Reduce arrugas, líneas de expresión y la hinchazón debajo de los ojos. 

3. Aliméntate bien

La buena alimentación es fundamental para que tu piel absorba los nutrientes necesarios, mejore tu circulación y evite las ojeras. Por ejmplo, el déficit de hierro en nuestra sangre, repercute de manera directa en la apariencia de nuestra piel.

Si nos alimentamos mal, el organismo no contará con los elementos necesarios para la oxigenación de los tejidos y se formarán coágulos en los vasitos sanguíneos que tenemos en el contorno de los ojos, haciendo que aparezcan las ojeras. 

Más información de interés para ti:




TOP