Los signos del envejecimiento en nuestra piel

Sabemos que nuestra piel está en constante cambio, sin embargo, sólo se piensa en ello cuando aparecen los signos del envejecimiento. El envejecimiento es un proceso natural en el que el proceso de renovación celular de la piel y la producción de colágeno es más lento, lo que debilita la estructura de soporte interno y la barrera de protección natural de la piel. Este deterioro de los procesos de nuestra piel, cuando se combina con factores ambientales y el estilo de vida, puede causar que los signos del envejecimiento comiencen a aparecer antes de tiempo. Pero los signos de envejecimiento no aparecen de la nada. Incluso antes de que sean visibles en el exterior, ya están afectando a la piel en profundidad, es decir en el interior.

 

¿Cómo demuestra nuestra piel de los signos de envejecimiento?

En nuestros 20 

Los primeros signos de envejecimiento aparecen alrededor de los ojos en forma de patas de gallo y la caída de los párpados superiores que hacen que los ojos parecen más pequeños. Las líneas finas también se comienzan a formar alrededor de la nariz y el labio superior comienza a hundirse.

Otro signo de envejecimiento está ligado a la falta de protección solar. Olvidarse del protector solar en nuestros 20s acelera el daño desde lo más profundo, lo que resulta en la formación de manchas oscuras en el exterior.

La exposición continua a los rayos UV dañinos del sol (foto-exposición), provoca la sobreproducción de melanina en el interior de la piel. Esto da lugar a la hiperpigmentación, lo que hace que nuestra piel adquiera un tono desigual, lo que explica los círculos oscuros bajo los ojos.

En nuestros 30

Los siguientes signos de envejecimiento que aparecen son las líneas finas y/o verticales que se desarrollan a partir de las expresiones faciales. Estos se vuelven más profundos con la edad. Líneas de expresión entre las cejas comienzan a aparecer, también alrededor de la nariz y la boca que se vuelven más pronunciadas, esto en parte debido a la gravedad. Nuestra piel empieza a perder volumen y elasticidad, y estas líneas se vuelven más definidas. El labio superior también continúa disminuyendo de espesor.

De 40 en adelante

En nuestros 40 años, nuestra piel sigue perdiendo volumen y elasticidad, haciendo que nuestras líneas y pliegues faciales se hundan aún más. Perder la línea de la mandíbula puede provocar un cambio en la apariencia general de la cara, haciendo que el rostro no luzca igual. Este es un signo avanzado de envejecimiento de la piel. 

La forma en que nuestra piel envejece depende de la vida útil de nuestras células de la piel, que está escrito en nuestro ADN. Sin embargo, hasta el 50% de nuestro proceso de envejecimiento son causados por factores ambientales como sol y el tabaquismo. Aprende cómo los factores ambientales afectan el envejecimiento. O bien, encontrar soluciones para ayudar a reducir los signos del envejecimiento.

 

Más información de interés para ti 

 

¡Deja de verte cansada! Aprende 3 tips para combatir las ojeras con Pond´s


 

¿Manchas en tu rostro? Aprende a eliminarlas según tu tipo de piel


 

4 malos hábitos que nos están produciendo manchas en la piel


TOP