¡Tus genes solo cuentan la mitad de la historia!


● Los genes desempeñan un papel importante en el proceso de envejecimiento natural.

● Determinan cuándo se ralentiza el proceso de renovación celular y, por ende, la aparición de las señales del envejecimiento.

● Cerca del 50% del envejecimiento se atribuye a los genes. Los factores ambientales también desempeñan un papel significativo.

● Los factores que aceleran el envejecimiento de la piel son el daño solar, la dieta inadecuada y el hábito de fumar, entre otros.


El Instituto Pond’s descubrió que aunque los genes determinan cómo envejecemos naturalmente, no son los únicos responsables. Hasta un 50% del proceso de envejecimiento puede atribuirse al ambiente. Con este conocimiento, nuestros expertos y especialistas en piel han realizado investigación genómica durante años con el fin de comprender el secreto de una piel de aspecto más joven.


El envejecimiento natural de la piel

Las células madre y la productividad disminuida de la “fábrica de juventud”


Las células madre son nuestra “fábrica de juventud”. Producen células de piel más jóvenes en el proceso de renovación celular hasta que alcanzamos el punto máximo de nuestra juventud, tras lo cual empiezan a disminuir.

Las células madre de nuestro cuerpo afectan nuestra piel. Cada célula de piel tiene una vida útil definida; al concluir esta, se convierte en una célula muerta. Si células más jóvenes no reemplazan a las células muertas durante el proceso de renovación celular, la piel se marchita por dentro y pierde su aspecto juvenil por fuera.

Este proceso de renovación está impreso en nuestro ADN y determina nuestra longevidad y nuestro proceso de envejecimiento. En lo relativo a la piel, afecta su aspecto externo y cómo se comporta.


La desaceleración del proceso de renovación celular

A medida que se ralentiza el proceso de renovación celular, el daño se acumula dentro de la epidermis y la barrera de la piel empieza a desmejorarse y a debilitarse, lo que hace que la epidermis se vuelva más propensa a la irritación y la resequedad.

La segunda capa de la piel es la dermis, cuya matriz de soporte está hecha de colágeno y elastina. Con el paso del tiempo, se produce menos colágeno y, en consecuencia, la estructura de la dermis decae.

Al perder fuerza, la estructura de soporte interna de la piel se debilita desde adentro y produce líneas de expresión, flacidez y delgadez generalizada de la piel, visibles en el exterior. Dado que la producción de aceites también se reduce, la piel puede tener un aspecto reseco y áspero.


Las causas ambientales del envejecimiento de la piel

Aunque algunas causas del envejecimiento son atribuibles al proceso natural, sí podemos influir en los factores ambientales que lo pueden acelerar en general.

Algunos de estos factores son:


El daño solar

El fotoenvejecimiento causado por el sol y las camas de bronceado.


Los movimientos repetidos de la piel

Las expresiones faciales, como fruncir el ceño, y las "arrugas de almohada" pueden causar arrugas prematuras.


Una mala alimentación

La mala alimentación puede envejecer tu apariencia casi dos años.


Un índice de masa corporal (IMC) alto

El sobrepeso aumenta la aparición de párpados caídos y arrugas alrededor de los ojos.


Deshidratación

Los ambientes secos, producto del aire acondicionado y la calefacción, resecan la piel y dificultan el proceso óptimo de renovación celular.


No usar productos para el cuidado de la piel

Si no usas productos para el cuidado de la piel, puedes llegar a verte hasta dos años mayor.


Contaminación

Para contrarrestar el daño causado por los irritantes de la piel derivados de la contaminación, nuestras células producen antioxidantes y melanina en exceso que se convierten en manchas. Con tantos contaminantes en el aire que irritan nuestra piel todos los días, nuestra producción de melanina se desboca y causa la formación de manchas de edad en lo más profundo de la piel.


Fumar

El hábito de fumar causa que los contaminantes penetren la piel y destruyan las fibras de elastina dentro de la dermis, lo que produce líneas de expresión y arrugas.


Está en tus manos impedir los factores ambientales que envejecen tu piel prematuramente. Para más información sobre el proceso de envejecimiento, lee nuestro artículo sobre lo que sucede dentro de la piel a medida que envejecemos.


Más información de interés para ti 

Cómo evitar las arrugas 

5 masajes faciales: el complemento ideal para combatir las arrugas 

Los efectos de no cuidar tu piel 


TOP