6 formas de combatir la piel grasa

Sabemos que la piel grasa en muchos casos se sale de control principalmente por las hormonas, los factores ambientales y otros promotores de grasa que pueden convertirse en una auténtica pesadilla productora de acné.
 
Muchas veces te preguntas, ¿qué hacer entonces para mantener bajo control tu piel grasa? Nuestros expertos en el cuidado de la piel de El Instituto Pond's enumeraron 6 pasos que todos podemos incluir en nuestra rutina de cuidado para mantener la grasa al límite.

1. Lávate la cara, pero no con demasiada frecuencia.
Puede ser muy tentador lavarse la cara cada vez que se siente grasa. Pero, lavarla en exceso puede hacer que tu piel produzca grasa adicional. Lava tu rostro 2 o 3 veces al día máximo, una vez por la mañana y otra antes de irte a dormir, pero si quieres, también una vez después de almorzar. Te recomendamos usar la línea limpiadora de Pond’s para mejorar los resultados.

2. Usa agua tibia para lavar tu rostro.
El agua muy caliente o por el contrario, muy fría, puede quitarle a tu piel sus aceites naturales. Esto desequilibra la humectación al resecar excesivamente la piel, así que para compensar, tu piel produce más grasa, lo cual te lleva a un ciclo vicioso de producción de grasa. La clave es usar siempre agua a temperatura ambiente: ni muy fría ni muy caliente.

3. Elige un limpiador con ácido salicílico. 
El ácido salicílico controla la producción sebácea y detiene el crecimiento bacteriano, además favorece el desprendimiento de células de piel muerta, destapa los poros, previene la inflamación de la piel y la formación de diferentes tipos de acné, como los puntos blancos, los puntos negros o los granos. 

4. Usa toallitas limpiadoras a lo largo del día.
Cuando tu piel se sienta pegajosa, sucia o grasa durante el día, las Toallitas Limpiadoras de Pond’s pueden ser la solución rápida y perfecta, ya que son magníficas para mantener tu piel fresca, limpia y equilibrada, sin ser muy ásperas ni agresivas con tu piel.  

5. Al final del día, retira todo el maquillaje.
Tras un día completo de exposición, tus poros pueden obstruirse con residuos de maquillaje, exceso de grasa, suciedad, polvo y bacterias. Por eso la importancia de quitarle a tu piel todo esto, además, de esta manera dejarás reposar tus poros toda la noche, ya que tapados pueden formar granos y con ello, empeorar aún más el problema de la piel grasa.


Más información de interés para ti: 




TOP