¿Sabías que la piel seca puede hacer que luzcas una piel envejecida?


Para la mayoría de la gente, la piel reseca es un problema temporal causado por las condiciones climáticas o por los cambios hormonales. Solo se vuelve un problema más notorio conforme envejecemos debido a la menor producción de aceites y lípidos de la piel. Esto puede causar una ruptura de la estructura de soporte dentro de la piel, lo cual causa a su vez la aparición de señales de envejecimiento como son las líneas de expresión, las arrugas y las zonas resecas. 

Por eso, la hidratación se ha convertido en uno de los principios a la hora del cuidado de la piel. Pero, ¿por qué es tan importante?  

Porque ayuda a conservar el agua en las capas profundas de la piel para que esta mantenga su elasticidad. Adicionalmente, mantiene la piel hidratada, contribuyendo al funcionamiento óptimo de la barrera de protección natural de la piel. Cuando esta funciona adecuadamente, protege las capas más profundas contra agresores externos como la contaminación, las sustancias químicas y otros factores ambientales.

La piel reseca y deshidratada es un problema común que afecta a muchas personas. Para algunas, puede convertirse en una afección crónica que puede llegar a convertirse en un problema más grave de la piel. Por eso debes estar atenta si llegas a presentar comezón, descamación o quizás, si tu piel reseca tiene líneas de expresión y grietas profundas que sangran, en este momento debes consultar a un dermatólogo.

De hecho, la piel seca puede causar que las señales de envejecimiento aparezcan prematuramente. Mantener la piel hidratada desde el interior puede retrasar las señales del envejecimiento en el exterior.

Así que comienza a usar en tu rutina de belleza cremas Pond’s que humectan intensamente tu piel, dejándola suave y tersa hasta por 24 horas. ¡Es momento de comenzar a cuidar tu piel!



Más información de interés para ti: 




TOP